fbpx

En el Santuario de Urkiola se venera a los santos San Antonio Abad y San Antonio de Padua. También se le llama el santuario de los Santos Antonios. Es el santuario más venerado de Bizkaia, y el más antiguo, y es muy conocido en todo el territorio. Las romerías, celebraciones y ritos que se celebran en torno al Santuario son citados en cantos, versos y coplas tradicionales, y gracias a la tradición oral, se ha divulgado el conocimiento sobre los mismos.

Emplazamiento del Santuario de Urkiola Urmuga

Situado en el municipio de Abadiño, el santuario se encuentra en el collado o puerto de Urkiola, en el Parque Natural de Urkiola, junto a la ruta histórica que une nuestra costa con la meseta castellana. Está situado en el centro geográfico de la Comunidad Autónoma del País Vasco, en un paraje que ya era sagrado para los antiguos habitantes, y en uno de los puntos de Urmuga, la línea divisoria de aguas que atraviesa nuestro territorio de oeste a este; y es que el agua que cae a un lado del tejado del Santuario fluye hacia la vertiente Mediterránea y la que cae hacia el otro, va a parar a la vertiente Cantábrica.

Historia del Santuario de Urkiola

El edificio que conocemos en la actualidad, se supone que es el tercer edificio construido en ese lugar. Ya en 1212 existen citas sobre una pequeña ermita situada allí mismo; también hay referencias de 1567 y aunque uno de los rectores del santuario dice poder fijar su origen entre los siglos VIII y XI, lo cierto es que no hay una fecha exacta que determine su construcción. Es un edificio de estilo neomedieval y el conjunto está compuesto por un pequeño campanario, la casa rectoral, el antiguo hospital y una hospedería. Existe un contraste muy llamativo entre el tamaño del edificio compuesto por naves inacabadas y el pequeño campanario situado en frente del templo.

Además, en los alrededores también podemos encontrar dos pequeñas ermitas, un cementerio y un vía crucis y calvario. Está claro, por lo tanto, que se trata de un entorno lleno de simbolismo. La cercanía del monte Anboto, con toda su fuerza mitológica, no hace sino aumentar dicho simbolismo.

Una piedra con poderes. Creencias

Quien conoce el Santuario conoce la piedra situada en la plazuela situada frente al mismo. Se cuenta que allá por 1929, el entonces rector Benito de Vizcarra la encontró en los alrededores, y como le pareció una piedra especial, la colocó en el lugar en el que se encuentra en la actualidad. Aunque existen varias interpretaciones, incluso una que dice que se trata de un meteorito, en realidad se trata de mineral de hierro. Se llama “Tximistarri” y se le ha otorgado un gran poder. Y es que según la tradición, quien de siete vueltas alrededor de la piedra, encontrará (o mantendrá) a su pareja. Pero hay que andar con cuidado y darlas en el sentido correcto, ya que si no, se corre el riesgo de perderla.

Celebraciones

A lo largo del año se organizan varias celebraciones en el Santuario:

El 17 de enero se celebra el día de San Antonio Abad, patrón de los animales. Ese día se llevan los animales domésticos al Santuario para que reciban la bendición.

El 19 de marzo se celebra el día de San José.

El 13 de junio se celebra el día de San Antonio de Padua, protector de las personas necesitadas. Y es el santo al que se le encomienda la búsqueda de objetos perdidos y de pareja. Es esta la celebración más popular y conocida; durante el día se celebran actuaciones de bertsolaris, muestras de productos agrícolas y ganaderos, artesanía y una romería, entre otros.

El segundo domingo de julio se celebra el día de la bendición de los niños y niñas.

El tercer domingo de julio se celebra el día de las personas casadas y las familias.

El segundo domingo de octubre: Se celebra “Urrixena”, día de acción de gracias por la fecundidad del campo.

Leave a Reply