fbpx

Pocas cosas son más agradables que romper con la rutina diaria y realizar una salida romántica con nuestra pareja. Y si, además de la compañía podemos disfrutar del paisaje, mucho mejor. Durangaldea te ofrece todo lo que necesitas para vivir un fin de semana de ensueño en un entorno excepcional en cualquier época del año.

Hay infinidad de propuestas, pero, sobre todo, el entorno rural y la naturaleza nos ofrecerán motivos suficientes para que el fin de semana sea inolvidable.

Animaos a compartir una salida rodeados de naturaleza y en un entorno de cuento.

El sábado a la mañana al monte

Podemos comenzar el fin de semana con una salida al monte que, según nuestra preparación y nuestras ganas, podrá ser un paseo tranquilo o una ascensión un poco más dura. Además del Parque Natural de Urkiola, podemos pasar una mañana tranquila recorriendo la vía verde de Arrazola o en cualquiera de las rutas verdes de Elorrio, que nos llevarán a un paisaje bucólico y maravilloso bajo la atenta mirada de las gigantescas moles que los rodean.

Las personas un poco más atrevidas podéis optar por ascender al Udalatx o al Anboto  por cualquiera de las múltiples vías de ascenso, para disfrutar de las maravillosas vistas que os ofrecerán nuestras míticas cimas.

Una vez finalizado el recorrido elegido, los municipios de Durangaldea nos ofrecen una amplia oferta gastronómica para disfrutar de una agradable comida; desde restaurantes con estrella Michelin hasta restaurantes más humildes, pero con una cocina de gran nivel.

Tarde cultural

La tarde la podemos pasar recorriendo cualquiera de los cascos históricos y disfrutando del rico patrimonio arquitectónico y cultural de la comarca. En Elorrio y en Durango, por ejemplo, podemos realizar visitas guiadas donde descubriremos la historia y los rincones de dichos municipios y podemos aprender sobre la mitología de la zona. Después, tomaremos un respiro y disfrutaremos de la amplia oferta de bares de la comarca.

Dependiendo de la época del año tendremos mayor o menor oferta cultural, y podremos completar la tarde con una sesión de teatro, cine, el festival Musikaire de verano, museos, la feria de Durango de diciembre, el alarde de Errebonbilloak de octubre, etc.

Al finalizar el día, agradables y elegantes hoteles, hostales y casas rurales de la comarca nos ayudarán a reconfortarnos y recuperar fuerzas para el día siguiente.

Domingo a caballo

El segundo día podemos pasarlo recorriendo a caballo los municipios y el entorno rural de la zona. Este recorrido a caballo visita doce municipios de la comarca y se puede realizar al ritmo de cada cual, parando donde nos apetezca. Nos alejaremos de los núcleos urbanos para sumergirnos en la tranquila naturaleza, descubriendo otra manera de estar junto a nuestra pareja.

Completaremos el día con una sobremesa tranquila y sanadora; podemos ir en coche hasta Garai o Landaederra donde el paisaje nos enamorará. Con la vista plenamente satisfecha y el ánimo tranquilo, cada cual dará el final que quiera a esta escapada. Regresareis sonrientes, seguro.

Leave a Reply